POLITICAS PARA LA ELABORACIÓN, PUESTA EN MARCHA Y EVALUACION DE CURSOS EN LÍNEA
Introducción
En el marco del Proyecto Educativo Común (PEC) y con base en la Prospectiva 2020 de la Universidad Iberoamericana Puebla, la Dirección General Académica asignó a la Biblioteca Pedro Arrupe, Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación el proyecto denominado Cursos en Línea que será desarrollado desde la Coordinación de Formación de Profesores y Educación Virtual.
Esta encomienda forma parte del proyecto Universidad Virtual-Universidad Iberoamericana Puebla a través del cual se pretende impactar la formación, con un modelo educativo humanista de inspiración ignaciana, desde la óptica de la calidad académica con pertinencia social.
La Universidad Virtual Universidad Iberoamericana Puebla pretende dar respuesta a los planteamientos contenidos en el Proyecto Educativo Común de la Compañía de Jesús para América Latina (PEC) referentes a la formación en línea y que se resumen de la siguiente manera (pp. 12-13):
El uso de las NTICs en la educación implica nuevas formas de pensar y aprender, crean nuevos ambientes de aprendizaje a partir de los cuales las personas ven el mundo, se comunican, comparten información y construyen conocimiento, establecen nuevas relaciones con el tiempo y el espacio y exigen una nueva epistemología y nuevas formas de concebir el aprendizaje. En la educación de la Compañía en América Latina:
a) Los cambios acelerados en todos los ámbitos de la vida humana obligan a poner el acento en la investigación y en el aprendizaje y a seleccionar los recursos y medios pedagógicos con espíritu crítico y creatividad.

b) Se incorporan las NTICs como nuevos ambientes cognitivos.
c) Las NTICs son concebidas como redes de producción de conocimiento y de aprendizaje, como recursos imprescindibles para la gestión del conocimiento.

d) Las redes informáticas deben estar permanentemente actualizados y preferentemente integrados de modo que ofrezcan a los miembros de las comunidades educativas oportunidades y medios de formación e información.
e) La educación en línea permite extender y multiplicar sus servicios a más personas y lugares de los que actualmente están en nuestro campo inmediato de acción.

Con base en estos lineamientos, se considera pertinente que la Universidad Virtual de la IBERO Puebla promueva el desarrollo de la docencia, investigación, difusión y vinculación en el entorno virtual.




Curos_virtuales.JPG





Principios conceptuales de la educación en línea.

Una buena aproximación a lo que significa educación en línea es el Modelo e-learning del Consorcio Concord cuyas características permiten una mejor comprensión de los elementos esenciales que todo curso en línea debe presentar. Las características de un curso en línea recomendadas por el consorcio Concord son las siguientes:

  • Un buen curso en línea debe mostrar con claridad las actividades a realizar y los materiales de referencia considerando el uso de gráficos, colores y multimedia para mejorar la presentación.

  • Debe mostrar con sencillez y exactitud las tareas a realizar, propiciando a través de ellas la interacción entre los estudiantes a través de variadas actividades de aprendizaje.

  • El instructor juega el rol de facilitador del aprendizaje.

  • Internet se usa como recurso y como medio para la comunicación entre el profesor y los estudiantes con base a un mutuo interés en el contenido, considerando las agendas individuales, la localización geográfica y las habilidades para ingresar a las clases.

  • El profesor y los estudiantes se comunican y colaboran utilizando un área de discusión que permite la interacción entre los estudiantes y de éstos con el profesor.

  • Los estudiantes valoran su propio crecimiento y avance así como su aprendizaje a través de la discusión y reflexión grupal, la revisión entre pares, la retroalimentación del instructor y la autoevaluación.

El modelo e-learning que propone el consorcio Concord considera los siguientes aspectos:

  1. Colaboración asíncrona. Los participantes no necesitan estar conectados al curso de manera simultánea. Exploran el currículum a su propio ritmo, toman su tiempo para reflexionar y registrar sus pensamientos. Trabajan en un ambiente asíncrono para revisar los materiales, seguir los hilos de discusión y la solución colaborativa de problemas como núcleo de su estrategia de aprendizaje.
  2. Agendas explícitas. Aunque los participantes pueden acceder en diferentes momentos, los instructores deben agendar las lecciones en tiempos específicos. Es útil considerar bloques semanales en los que se programe la secuencia de las actividades, las discusiones y las reflexiones. Una buena agenda considera cierta flexibilidad para favorecer que los participantes tengan experiencias similares y se involucren en la discusión.
  3. Facilitación del experto. Un curso en línea es liderado por un instructor específicamente entrenado como facilitador en línea. Liderar una discusión en línea es una habilidad que tiene que aprenderse. No basta con asignar un curso en línea a un profesor que es muy bueno en una sala de clase. Las estrategias que funcionan en un salón presencial, pueden tener efectos indeseados en línea, obstaculizando el diálogo y el aprendizaje.
  4. Pedagogía investigadora. Los instructores en línea utilizan recursos y estrategias que favorecen el aprendizaje de la investigación. Gráficos, simulaciones y juegos de roles, si se usan eficazmente, ayudan a los aprendientes a explorar y dar sentido al contenido.
  5. Materiales de alta calidad. Los instructores en línea utilizan una amplia gama de medios y actividades que responden a diferentes estilos de aprendizaje. Además de los recursos de Internet emplean de manera eficiente, libros, kits, laboratorios, y otros medios para complementar los materiales en línea. De ese modo se incentiva a los alumnos a realizar investigaciones, trabajos creativos y procesos de auto-reflexión.
  6. Construcción comunitaria. El instructor en línea debe propiciar una cultura proactiva que favorezca el riesgo intelectual, la participación y la honestidad entre los estudiantes. Para lograrlo, establece normas de interacción, modela las conductas e impulsa el aprendizaje colaborativo. Algunos recursos que pueden favorecer la intreacción son: foros de interacción informal en la que los partipantes expresen sus expectivas, forsos de discusión, juegos de roles y sesiones semanales para mantener la cohesión del grupo.
  7. Límite de participantes. Es recomendable que un instructor atienda entre 12 y 25 participantes. Subgrupos de dos o tres alumnos puede utilizarse para abordar temas que requieran discusiones más intensas y profundas; subgrupos de tres o cuatro participantes son ideales comentar una lectura, un video clip, etc.
  8. Espacios virtuales adecuados. En un curso en línea el instructor crea estructuras explícitas que responden a las necesidades de el grupo sin interrumpir el flujo de las discusiones sobre los contenidos. Algunos recursos para lograrlo son las salas del estudiante, una sección de dudas, espacio para preguntas técnicas, etc.
  9. Evaluación continua. En cursos en línea, la evaluación es permanente, el instructor encuentra evidencias de los logros de sus estudiantes a diario, reconoce el modo personal de cada estudiante de resolver problemas , está al día de los trabajos, lecturas, reportes y ensayos que realizan sus estudiantes de tal manera que los instructores tienen una visión clara de los avances y logros de sus alumnos.

Planteamientos pedagógicos para la educación en línea.

Antes de diseñar un curso en línea, es fundamental plantearse la pregunta ¿por qué quiero desarrollar el curso en una plataforma virtual?

Para facilitar la respuesta, puede plantearse:
  • ¿Por qué quiero enseñar en un ambiente virtual de aprendizaje?
  • ¿Cuáles son mis metas como profesor y cuáles las metas de mis futuros estudiantes?
  • ¿Por qué esas metas serán mejor alcanzadas en un ambiente virtual de aprendizaje?
  • Si ya ha creado o participado en algún curso virtual, ¿qué cosas haría de manera diferente?
  • ¿Qué beneficios y ventajas tendrá el curso en un ambiente virtual de aprendizaje?
  • ¿Qué tendría que hacer para maximizar esas ventajas?
  • ¿Vislumbro alguna desventaja importante al colocar mi curso en línea?

Otro grupo de preguntas que vale la pena contestar es el siguiente:

  • ¿Qué es lo que hace que un profesor de primera en el salón de clases sea un buen candidato para enseñar en línea?
  • ¿Qué fortalezas y habilidades lo ayudarán a crear y enseñar un curso en línea?
  • ¿Cree que los cursos en línea pueden ser tan buenos, benéficos y valiosos como los cursos presenciales? Si ese es el caso, ¿por qué? Si no lo son, ¿por qué no?
  • ¿Cuál es el sentimiento de otras personas que pueden y tengan que ser involucrados en este proyecto?
  • ¿Está emocionado con este proyecto? Si no, ¿cuáles son sus preocupaciones?
  • ¿Puede predecir cuáles serán sus sentimientos al enseñar en un entorno en línea?
  • ¿Posee alguna característica que piense que puede ser un obstáculo para convertirse en un buen profesor en línea? (por ejemplo, facilidad para la frustración cuando aparecen problemas técnicos).
  • ¿Cuenta con el tiempo, los recursos, y el compromiso para tomar cualquier entrenamiento para desarrollar un curso en línea?

Un tercer grupo de preguntas serían:

  • ¿Se contará con un adecuado soporte técnico y administrativo tanto para el profesor como para los estudiantes, durante el entrenamiento, el diseño y la puesta en marcha el curso?
  • ¿Se dispondrá de ayuda permanente para los estudiantes?
  • ¿Es capaz de proporcionar el soporte logístico y administrativo que necesita su curso? (Por ejemplo,¿se necesita un procedimiento de registro y una manera de asignar o cambiar las claves de acceso de los estudiantes?
  • ¿Necesitará un staff adicional para registrar asuntos del curso, un asesor o tutor para los estudiantes, un apoyo bibliotecario, o profesores y mentores de sus estudiantes?
  • Si ha tomado o diseñado cursos en línea anteriormente, ¿ha cambiado la tecnología o el equipamiento desde entonces de una manera en la que deba considerarlos antes de poner su curso en línea?
  • ¿Conoce la tecnología y el software que utilizarán el profesor y sus alumnos en su curso?
  • ¿Tiene espacio adecuado en su servidor para alojar su curso y las bases de datos que éste requiere así como los procesos de respaldo y un staff de expertos que le auxiliarán en aspectos técnicos para que las cosas sucedan adecuadamente?
  • ¿Tiene un plan o políticas de seguridad y protección de la privacidad cuando se trabaje en el ciberespacio?

Al responder estas preguntas, contará con una “gran fotografía” de lo que necesita para desarrollar un curso en línea. Si ya cuenta con la infraestructura técnica y administrativa para que su curso “corra”, es conveniente que revise los aspectos esenciales y tips para crear e impartir su propio curso en línea cumpliendo con los estándares de calidad establecidos para en entornos virtuales de aprendizaje.

Elementos esenciales de los cursos en línea.

En todo curso en línea, básicamente se deben contemplar 3 etapas:

1o. Preparación del curso, es decir, todos los elementos que deben ser considerados para llevar a cabo un buen diseño de cursos en línea.
2o Diseño del curso que consiste en la creación del curso, en el diseño de cada parte del curso, de sus actividades y componentes.
3o. Operación del curso, se refiere al proceso de enseñanza-aprendizaje puesto en marcha siguiendo el curso diseñado, en el que los procesos de evaluación guardan un papel relevante.


Primera etapa: Preparación del curso.


1. Planeación de un curso en línea.

El profesor desempeña un papel fundamental en el proceso educativo así qu en la medida que esté mejor preparado, se obtendrán mejores resultados tanto para los alumnos como para el mismo profesor.

Antes de darse a la tarea de planear un curso en línea es altamente recomendable que usted participe en un curso en esta modalidad. Esta experiencia le permitirá comprender las dificultades y retos que deben enfrentar sus estudiantes en este tipo de cursos y valorar la conveniencia de que su curso sea impartido de manera virtual.

Es posible que sienta cierto temor por enfrentar lo desconocido, son sentimientos naturales que superará a medida que desarrolle su curso en línea. SI está convencido de que un curso en línea puede ser tan benéfico y de la misma calidad que uno presencial, pondrá todo su entusiasmo en elaborarlo.

Es importante que esté conciente de que emprender el reto de desarrollar un curso en línea requiere que se encuentre al día sobre el proceso enseñanza-aprendizaje en entornos virtuales por lo que lo invitamos a leer ibros y artículos así como visitar sitios web sobre el tema. También debe familiarizarse con el estilo instruccional propio de los ambientes virtuales de aprendizaje, el constructivismo, el aprendizaje basado en investigaciones y estrategias de evaluación en entornos virtuales de aprendizaje.

Si es nuevo diseñando cursos en línea, necesitará tiempo para desarrollar su primer curso. Si está preparando un curso que ya ha enseñado en modo presencial, tómese el tiempo necesario para aprender las técnicas que se necesitan para superar los retos que impone el ambiente en línea.

Es importante que aprenda a expresar sus sentimientos a través de sus textos, utilice emoticones para lograrlo. Recuerde que será más que un profesor, será mentor, instructor, facilitador, amigo, sus alumnos compartirán con usted problemas personales y se sentirán más cómodos que en la educación presencial, por lo que usted debe estar preparado para ello. Aproveche este espacio para interacciones humanas más allá del manejo de los materiales del curso.

2. Construcción del curso fuera de línea.

La preparación de un curso en línea es semejante a la preparación de un curso presencial. Un primer paso consiste en plantear con la mayor claridad posible los objetivos del curso: ¿qué quiere que sus estudiantes aprendan de este curso? Estos objetivos serán su referente para el desarrollo de su curso y le guiarán en la selección de las actividades de aprendizaje, además ayudarán a sus estudiantes a entender lo que se espera de ellos.

Comience por escribir las metas de aprendizaje de sus estudiantes, y agregue una descripción breve de las lecciones y actividades que les permitirán alcanzar esas metas. Puede usar gráficos o mapas conceptuales para presentar esta información con mayor claridad. Es muy recomendable elaborar un calendario en el que marque el tiempo que se deberá invertir para desarrollar cada una de las actividades de aprendizaje; este calendarío debe realizarse de manera meticulosa y pormenorizada de modo que le ayude a plantear de manera realista los aspectos -materiales y actividades- que conformarán su curso. Una vez definido, con toda claridad y precisión, el calendario de su curso, podrá planear su desarrollo.

Debe tener presente que el desarrollo de los materiales y actividades de su curso requieren una importante inversión de tiempo y de recursos pues requiere gran detalle y precisión.Prevea que la preparación de un curso le tomará, a menos, el doble de tiempo de lo que llevará enseñarlo, un curso de cuatro meses requiere de, al menos, ocho meses de preparación.

En este proceso debe considerar cuánto multimedia usará, qué plug-ins se necesitarán y qué software planea utilizar, cuántos de los recursos necesarios ya están identificados y si se dedicará de tiempo completo al desarrollo de su curso o solamente le dedicará un tiempo parcial. Considere que el ritmo de desarrollo de los profesores es variable por el diferente grado de dominio de las herramientas.

Esté muy atento a los avances en el desarrollo de su curso, esto le permitirá hacer ajustes ya sea en la fecha de liberación de su curso, su velocidad de creación y la asistencia requerida para ese desarrollo. Tenga en mente la fecha de inicio de su curso, es importante considerar que un curso no debe ser impartido hasta que esté completamente terminado pues hacerlo de otra manera puede afectar negativamente su calidad y generar presiones innecesarias.

3. Calendario de creación del curso.

En primer lugar, hay que decidir la unidad de tiempo que se va a utilizar para organizar su curso, ya sea por semanas o por módulos. Una vez elegida la unidad de tiempo se establecerán las actividades a desarrollar en el lapso determinado así como las fechas de entrega de los productos de aprendizaje. Cuando asigne actividades que requieran realizarse en lapsos largos de tiempo, es conveniente establecer revisiones parciales para asegurar el término de la actividad.

También debe decidir que día de la semana iniciará y terminará una asignación o módulo. Es recomendable que una nueva actividad no inicie el día lunes y termine el domingo pues esto puede generar sobrecarga de trabajo para el fin de semana tanto para el tutor como para los estudiantes. Es más recomendable concluir entre martes y miércoles e iniciar una nueva actividad en miércoles o jueves de modo que el fin de semana quede a la mitad de la asignación, de modo que los participantes puedan aprovechar mejor el tiempo.

Es importante considerar que al inicio del curso se deben destinar un par de semanas para que los participantes se familiaricen con el uso de la plataforma, la dinámica del curso y sus compañeros de formación. ´También es importante que los participantes verifiquen en estas primeras semanas su velocidad de conexión y accesibilidad a los materiales.

Haga una planeación adecuada de la carga de trabajo, establezca la cantidad de horas por semana que deberá dedicar un alumno a su curso y diseñe y planee las actividades en función de ese tiempo, los estándares establecen de cinco a siete horas por semana y no más de 15 dependiendo del nivel y número de créditos de la asignatura. Este tiempo incluye actividades en línea y actividades fuera de línea como lecturas o trabajos escritos. En este tiempo no debe considerarse el dedicado a cuestiones técnicas o de sistema como acceso al sitio, despliegue de información y descarga de programas o aplicaciones. Considere el ritmo de avance del curso como lectura y participación en foros.

Un aspecto de gran importancia es la determinación del número de estudiantes que participarán en su curso. Los estándares recomiendan entre 12 y 25 participantes por curso; en caso de rebasar el máximo sugerido, se recomienda dividir al grupo en dos secciones.

Así mismo, debe determinar la existencia de actividades síncronas y su obligatoriedad. La incorporación de chats o salas en línea con participación obligatoria exige tener la seguridad de que todos los estudiantes tienen la posibilidad de estar conectados al mismo tiempo en horas determinadas. Si la actividad síncrona es voluntaria, aclare qué actividades se desarrollarán en ellas de manera que los estudiantes sepan no participar en ellas no causará retraso en el avance de su curso.

4. Aseguramiento continuo de la calidad.

Ya sea de manera individual, con otros profesores o con el personal administrativo, construya y publique estándares para sus cursos de tal manera que aseguren como mínimo los establecidos para los cursos presenciales. La evaluación del cumplimiento de esos estándares se debe realizar durante el diseño y la puesta en marcha del curso.

Involucre a sus estudiantes en el proceso de evaluación de su curso de manera anónima y asegúrese de que ellos conocen esta condición para lograr una buena participación. Invite y facilite la participación de colegas aprovechando a los que tienen más experiencia en cursos en línea, adicionalmente, lleve un diario de su curso en el que registre los acontecimientos que se van generando en el avance del mismo y habilite un foro en el que todos puedan expresar libremente cómo se sienten en el curso y compartan sus sentimientos sobre los materiales y asignación de actividades, el ritmo del curso y frustraciones y satisfacciones que se generan en el curso.

Es de suma importancia contar con una evaluación al final del curso, esta evaluación será fundamental para mejorar un futuro curso, deberá contar con elementos que le permitan determinar cómo se sintieron sus estudiantes con respecto al alcance de los objetivos planteados al inicio del curso, cuáles fueron los aspectos que los dejaron más insatisfechos y cómo clasifican la calidad de los materiales usados. También se necesitará saber si consideran adecuada la manera de manejar la realimentación y las evaluaciones, pregúnteles si recomendaría el curso a otros compañeros y qué preparación necesitarían antes de inscribirse, finalmente vale la pena conocer qué lecturas, recursos y/o actividades consideran que sería bueno agregar o quitar del curso, también se recomienda consultar con las autoridades institucionales y personal que trabaja en los cursos en línea si hay preguntas o puntos que deberían incluirse en la evaluación del curso en línea.

5. Apoyo administrativo eficaz.

Es necesario contar con un apoyo administrativo para ofrecer cursos en línea, tareas como la comercialización, registro, tutoría, políticas y procedimientos y seguimiento de profesores en el avance de los cursos requieren de un equipo que se involucre y se comprometa con el logro de las metas de la educación en línea.

Sin menospreciar las capacidades de ningún profesor, es muy difícil que una sola persona se encargue de todas las funciones necesarias sobre todo considerando que una vez arrancado el curso, la demanda de tiempo para su atención le impedirá atender adecuadamente otras funciones. Considere que en la medida en que el número de curso que su institución ofrezca, las necesidades de apoyo administrativo también aumentarán.

Desarrolle políticas y procedimientos. Asegúrese de que existan reglas bajo las que se deberán regir sus cursos en línea. Las deben conocer todos los que se vean afectados por ellas y esas personas se sentirán mejor si son consideradas durante el desarrollo de las mismas.

Se necesita una organización de los servicios como la difusión y/o mercadeo de los cursos, para ello se necesita personal ya sea que se agreguen a los catálogos existentes o a través de los canales que utiliza la institución. Se debe contar con un proceso claro y preciso de registro de los participantes así como su seguimiento, debe estar muy bien especificado cómo se harán los registros (formas, por teléfono, por email, directo en el portal) y cualquiera que sea el medio, debe haber un solo responsable de que el proceso funcione, a esta persona se van a dirigir quienes tengan dudas o preguntas.

Cuotas. Su opinión es muy valiosa para determinar las cuotas en función de los costos del curso. Es muy importante determinar quién fijará las cuotas y mantener estrecha comunicación con esa persona o departamento.

Materiales. Los cursos en línea requieren de muchos materiales, software, libros, papel, CD’s, videos, etc. Es preciso determinar quién proveerá esos materiales a los estudiantes o si ellos deberán responsabilizarse por obtenerlos. En caso de que opte por lo primero, tome en cuenta el tiempo que llevará procesar los pedidos, la distribución y el mantenimiento a inventarios, si es que en su organización no hay alguien que haga este trabajo.

Asistencia al profesor. Si ud. está enseñando varios cursos y proveyendo otros servicios, necesitará un asistente que lo ayude. Este ayudante le avisará de los estudiantes ausentes, le ayudará a identificar a los que no entregan trabajos o lo hacen de manera incompleta, ayuda a calificar el trabajo de los estudiantes y provee ayuda técnica. Es una magnífica manera de preparar a futuros profesores de ambientes en línea.

En cuanto a la administración, los deberes pueden ser agobiantes y necesitará ayuda, hay que enviar correos electrónicos a los estudiantes, crear listas de cursos, enviar avisos, tomar decisiones respecto a las políticas y cambios que se presenten, elaborar constancias y certificados y reportar las acreditaciones.

Soporte a los contenidos del curso. Para mantener una buena calidad en los contenidos de sus cursos, se necesita una persona que ayude a localizar nuevos recursos y actualizar los antiguos además de que los cursos pueden ser mejorados mediante la realimentación.

Staff de soporte para creadores de cursos, profesores y estudiantes. Es importante que la puesta en línea de un curso no sea labor y responsabilidad de una sola persona. Todos los involucrados en la enseñanza en línea, constructores de cursos, profesores, ayudantes, etc. Deben sentirse respaldados por un satff que puede resolverles los problemas que se les presenten. Hay personas que son capaces de aprender y seguir cursos en línea de manera independiente, pero esto no sucede en todos los casos. Es altamente recomendable contar con programas de capacitación y soporte técnico permanente para quienes sigan un curso en línea. El administrador del sistema tiene que supervisar el curso en línea así como el servidor en el que se alojará. SI hubiera alguien más que deseara crear y mantener un sitio web y ofrecer servicios a los estudiantes, también necesitará de la asistencia del administrador de sistemas así como soporte técnico para profesores y alumnos.

Entre periodos académicos (semestres) suelen realizarse diversas actividades técnicas como cancelar acceso a cursos, cambiar fechas a los cursos, archivar cursos, copiarlos y respaldarlos y preparar los cursos para el siguiente periodo. Estas son tareas que por su naturaleza competen al staff técnico, pero ud. junto con ellos deben decidir la manera en que se procederá con estas tareas.

El soporte a los estudiantes es muy necesario, algunos se sienten a la deriva en situaciones que no les son familiares sobre todo cuando no pueden ver a sus compañeros y al profesor. Prevea esta situación proporcionando mecanismos que reconforten a sus estudiantes, que les haga sentir confianza y puedan superar fácilmente su estado de incertidumbre. Cuando un grupo considerable de estudiantes tiene la ocasión de concurrir frecuentemente a un mismo sitio como el pertenecer a una misma carrera o grupo, conviene nombrar un “coordinador de sitio” es una especie de jefe de grupo que sirve de enlace entre los estudiantes y el profesor, los administrativos, etc. Además puede ser un consultor técnico si posee los conocimientos y habilidades para resolver problemas técnicos.

Los estándares permiten asegurar que los cursos se desarrollan con un cierto nivel de calidad en términos de contenidos y de ejecución, los estándares son necesarios aunque su curso sea el único que por ahora se ofrezca en modalidad en línea. Se requieren dos tipos de estándares: para el desarrollo del curso y para su ejecución. Los estándares deben cubrir los requerimientos de las instituciones que autorizan y/o acreditan los estudios que la institución ofrece.

6. Soporte técnico.

Considere que a diferencia de los cursos presenciales, los cursos en línea son altamente dependientes de la tecnología por lo que tanto alumnos como profesores requiere de ciertos conocimientos mínimos, buena voluntad para experimentar con aplicaciones tecnológicas y solución de problemas cuando las cosas no salen bien y mucha paciencia.

El docente en línea, sobre todo al principio, tiene que auto-educarse en la manera como se trabaja en cursos en línea, hay mucho que aprender en cuanto a capacidades, funciones, limitaciones, y errores o fallos en los diversos componentes del curso a nivel técnico. Debe practicar desde las dos perspectivas, de diseñador y de estudiante. Tómese todo el tiempo para experimentar y asegúrese que conoce muy bien cómo funciona cada elemento de su curso, no utilice nada que ud. no conozca y no haya probado.

Los problemas tecnológicos son parte del mundo de la computación, enfréntelos con paciencia y creatividad, eso es lo que ha permitido que la tecnología se encuentre en el punto que hoy ocupa, corra riesgos y pruebe nuevo software y al mismo tiempo sea paciente con el equipo técnico, considere que en la mayoría de los casos ellos no están causando los problemas que ahora enfrenta, hágalos sus aliados, no sus enemigos.

Especifique las condiciones técnicas que requiere su curso tanto en equipo como en conocimientos, provea orientación técnica cuando la necesiten sus alumnos y siempre dé instrucciones claras y precisas. Cuando especifique una velocidad mínima de conexión, experiméntela para asegurarse de que es aceptable, verifique el tiempo que se requiere para descargar documentos o participar en las actividades señaladas y no olvide checar todos los multimedia que sus estudiantes deben revisar a esa velocidad mínima señalada.

Considere su curso como si fuera su casa, proporciones a sus estudiantes un tour por él, aunque algunos de ellos ya tengan experiencia en entornos virtuales, ninguno conoce su curso, proporcione información sobre los aspectos de navegación pero no olvide los aspectos técnicos que deben conocer. Las instrucciones para realizar las actividades y las indicaciones técnicas deben presentarse por escrito de manera clara y a nivel básico, repítalas frecuentemente para que todos las puedan localizar fácilmente cuando las necesiten. Probablemente sus estudiantes necesitarán instrucciones muy detalladas para lograr realizar todas y cada una de las tareas. Ud. sabe lo abrumador que es llevar un primer curso en línea, recuerde esto para que sus indicaciones sean lo más claras posible.

Indique en la parte inferior de cada documento el paso siguiente, qué hacer después o a dónde pasar, provea instrucciones de navegación en su curso especialmente al inicio aunque ud. crea que la estructura del mismo es consistente y obvia.

Asigne un tiempo, al inicio de su curso, para que sus estudiantes aprendan y se familiaricen con los aspectos tecnológicos que desconocen, proporcióneles oportunidades de practicar lo nuevo para ellos, que realicen por lo menos una práctica de aquellas actividades que implican dominio de nuevas tecnologías antes de que realicen la actividad formal del curso. No utilice tecnología llamativa o novedosa si no está relacionada con los objetivos y contenidos de su curso, si va a utilizar algún software o plug-ins especializados, asegúrese de anunciarlo previamente en la descripción de su curso, considere que esas aplicaciones pueden demandar de ud. una ayuda extra hacia sus estudiantes. El software para cursos en línea ha sido pensado teniendo en cuenta una gran diversidad de usuarios, existen en ellos muchas opciones, use solamente las que realmente requiere en su curso, las que de verdad le son necesarias y no pretenda usar todo lo que ofrecen nada más porque ahí está ya incluido. Ud. debe decidir qué usará y qué no de toda la gama de opciones que le ofrece su sofrware para cursos, procure conocer todo lo que se le ofrece para que tenga un mejor criterio para tomar esta decisión.

Probablemente muchos de sus estudiantes requieran orientación técnica, planifique cómo va a dar respuesta a sus preguntas y cómo ofrecerá la orientación que necesitan, haga públicas sus recomendaciones, orientaciones y respuestas pues la duda que presenta un alumno puede ser común a varios de ellos, coordínese con su staff para evitar confusiones y duplicar trabajos y publique un documento con las preguntas más frecuentes (FAQ) y sus respuestas.

Segunda etapa: Diseño del curso en línea.


Aunque es muy cierto que un curso en línea tiene mucha similitud con uno presencial, también es cierto que hay diferencias sustanciales que requieren de una especial atención con el objeto de garantizar el éxito una vez que sea puesto en marcha.

7. Diseño enfocado al contenido.

Una vez que los objetivos de su curso están ampliamente definidos, ya se puede iniciar con el diseño del mismo, comience con la creación de los documentos tomando en cuenta la importancia de crear plantillas para cada tipo de documento que será usado en su curso, esto además de ser muy útil para sus alumnos, le ahorrará mucho tiempo de diseño, use la lógica que predomina entre sus estudiantes, buscan los objetivos del curso en el inicio del documento y lo que se espera de cada actividad en la parte de abajo. Una plantilla también ayuda a calcular mejor el tamaño del documento.

Es recomendable utilizar algún ícono o figura para indicar consistentemente ciertas partes del documento, por ejemplo, los objetivos del curso o los tips importantes a los que deben prestar atención póngales una viñeta o figura llamativa.
Un curso en línea también puede presentar el toque personal del diseñador o profesor. Puede incluir un gráfico o un sonido e incluso una pequeña animación, pero tome en cuenta que el uso de animaciones, video o sonido deben tener una pertinencia en su curso, se utilizan para mostrar conceptos que normalmente se hacen de manera visual y no olvide verificar que pueden ser reproducidos adecuadamente por todos sus estudiantes, además tenga presente que no es necesario que todas las actividades se realicen en línea, hay actividades que deben realizarse de manera local por cuenta de cada estudiante.

Haga que sus documentos sean de lectura fácil, escoja tipos de letra y tamaño que no produzcan cansancio, evite utilizar una amplia variedad de tipos, use escasamente efectos especiales, use gráficos solamente en puntos relevantes y procure que el tamaño de su archivo sea tan pequeño como sea posible, use viñetas o listas enumeradas en párrafos cortos, y restrinja el subrayado únicamente para indicar enlaces a URLs, y para asegurar que es fácilmente visible, cheque todos sus documentos en un monitor de 800 X 600 pixeles, si en ese monitor se ve bien, se verá mejor en cualquier otro y recuerde que hacer un curso en línea no significa transferir materiales y actividades desde su curso presencial, las actividades en línea requieren de otro tipo de interactividad, y los materiales de texto requieren de otra presentación.

8. Promoción de una comunidad de aprendizaje colaborativa, armónica e inclusiva.

El ser humano es esencialmente un ser relacional, esa es la principal razón por la que es necesario aprender a trabajar colaborativamente, cuando entre los estudiantes hay confianza y respeto, ellos comparten abiertamente sus pensamientos y sus sentimientos con respecto a los puntos de vista de sus compañeros, de esta manera se propicia la construcción de conocimiento en grupo y es entonces cuando sucede el verdadero aprendizaje.

Es tarea del profesor construir una estructura en la que las actividades fomenten ese “ir juntos” en los estudiantes. Para ello, es necesario propiciar la confianza, establezca reglas claras de intervención y comunicación (netiquette) con base en el respeto entre los participantes.

Establezca claramente desde el principio de su cursos las condiciones de participación colaborativa que deberán observar sus estudiantes, si comprenden lo que se espera de ellos como miembros de un grupo de aprendizaje entre amigos, se prepararán para responder a sus expectativas.

Las interacciones son una parte importante del proceso de aprendizaje y del de propiciar el conocimiento entre participantes, por eso ud. debe estructurar las actividades centradas en la comunicación entre los estudiantes, en la medida en que más se den este tipo de actividades, más contribuirá al desarrollo de la confianza mutua y el respeto entre los participantes. Debido a la importancia de este punto, asigne tiempo extra al principio del curso para que los estudiantes se conozcan mejor, este proceso toma más tiempo en un ambiente en línea que en uno presencial, procure que la primera semana de su curso no se les haga pesada, dosifique el trabajo a realizar priorizando la comunicación.

Es muy importante romper el hielo desde el principio del curso, proponga actividades para ello al iniciar el curso, puede solicitar que cada uno haga una presentación personal y que hable de sus intereses personales y profesionales y pida que comenten las presentaciones de sus compañeros, ud. también debe participar en este proceso, proporcióneles información de ud., si tiene una página web invítelos a visitarla, hábleles de sus gustos, lecturas preferidas y películas favoritas y hágales una invitación para que hablen sobre la educación en línea. Desde luego que una o dos actividades para romper el hielo no forman una comunidad, por eso es necesario propiciar interacciones entre todos los participantes a lo largo del curso. Es recomendable incluir en su curso un espacio para conversaciones informales, se le suele llamar café o charlas de café, si no se contemplan estos espacios es muy probable que se utilicen las discusiones temáticas del curso para este tipo de comentarios lo que dificulta el seguimiento de los tópicos y por lo tanta el logro de los objetivos de esas discusiones formales.

El papel del profesor es de moderador, no de dominador, que no predomine la voz de ud. en su curso en línea, no sea intérprete o traductor de los mensajes de sus alumnos, deje que ellos mismos aclaren situaciones y respondan preguntas.

Es común y hasta recomendable el trabajo en grupos pequeños, pero no inicie esta etapa hasta que no se haya logrado establecer una comunidad, de otra manera los pequeños grupos permanecerán aislados del resto, primero construya comunidad y luego forme grupos de trabajo que permanezcan conectados con el resto de sus compañeros.

Tome en cuenta las diferentes culturas y religiones que pueden estar presentes en su curso, la comunidad de aprendizaje que se gesta en su curso está basada en el deseo de aprender juntos y no necesariamente comparten otras características, aproveche las diferencias étnicas, culturales y religiosas para mejorar el diálogo.

9. Uso de materiales y recursos apropiados.

El hecho de que su curso sea en línea, no quiere decir que todos sus materiales tengan que serlo. Aproveche los materiales que utiliza en sus cursos presenciales como CDs, kits, libros y otros recursos. Con planeación, esos materiales pueden ser utilizados en su curso en línea, el punto está en que ud. estudie y decida qué materiales se pueden aprovechas y cuales hay que reemplazar o incorporar, procure utilizar recursos basados en web pero también materiales utilizables fuera de línea, también puede localizar materiales que sus estudiantes deban adquirir como libros, revistas, etc. No todo debe ser proporcionado por el profesor.

El contenido de Internet crece y se actualiza constantemente, ud. debe considerar un tiempo para buscar, encontrar y leer nuevos materiales en línea. Comience por los portales educativos porque ahí encontrará la calidad que ud. requiere. Existen muchos materiales en internet de uso autorizado para fines educativos.

Como el escaneo de materiales toma tiempo y trabajo, antes de hacerlo busque esos materiales en formato electrónico y de uso legal, asegúrese de que cuenta con los permisos necesarios para utilizar los materiales en su curso, si no cuenta con tales permisos, no los utilice. Hay materiales que cuentan con derechos de autor y que tienen costo, es posible contar con un cierto número de licencias y enviarlo a los estudiantes a condición de que lo devuelvan y sirva para cursos posteriores.
Considere que los sitios en internet pueden desaparecer, verifique su existencia y la legalidad de los materiales cada vez que los necesite, también tome en cuenta que puede resultar más caro e incómodo imprimir documentos que comprarlos, por ejemplo un libro puede ser barato mientras que imprimirlo puede representar un costo más alto, y recuerde: Nunca use materiales que no cuenten con el permiso del autor o del publicista que los posee.

Tome en cuenta que entre sus estudiantes probablemente se encontrarán diferentes estilos de aprendizaje, procure incorporar una cantidad de formas variadas de proporcionar la información, hay una variedad de medios, escójalos contemplando las diferentes formas de aprender, para los visuales es mejor utilizar gráficos, para los kinestésicos utilice herramientas interactivas, no limite sus recursos a un solo tipo de medio y por supuesto, no abuse de los textos.

Guarde sus materiales y no los coloque en su curso hasta que no lo tenga diseñado, además, así como en un curso presencial se proporciona una bibliografía complementaria, provea una bibliografía (sitiografía) en línea rica y variada.

10. Actividades en apoyo de los objetivos de aprendizaje.

Ubique las actividades dentro de un ciclo de aprendizaje, provea una introducción, la lección misma, actividades y discusión, procurando que siempre sus estudiantes compartan sus aprendizajes. Procure proporcionar, además de la información que presenta su curso desde el inicio, un programa semanal que contemple los tópicos, actividades, objetivos de aprendizaje, requerimientos de los estudiantes y la información que se proporcionará, este deberá ser el primer documento al que tendrán acceso sus estudiantes cada semana con el fin de que tengan una imagen global del trabajo y las expectativas de la semana.
Proporciones documentos y actividades con textos pequeños, no caiga en la tentación de pasar todas sus notas y lecturas a documentos del curso, eso crea libros de texto en línea. Considere que las páginas web con demasiada información no funcionan, procure que no rebasen en equivalente a tres páginas impresas. Asegúrese de que cada documento se refiere exclusivamente a una actividad, si en la semana es necesario realizar varias actividades, deberá proporcionar un documento para cada actividad.
Las instrucciones para completar las actividades deberán detallarse lo más posible, sobre todo en lo que se refiere a los aspectos técnicos esto ayudará a una mejor comprensión de la tarea y evitará pérdida de tiempo. Pruebe sus instrucciones, ayúdese de alguien más y asegúrese ud. mismo de probar su curso en calidad de estudiante, es decir, entre a él como estudiante y verifique que todas las instrucciones y demás contenidos aparecen como ud. lo planteó.

Sus estudiantes necesitan saber lo que se espera de ellos, hágaselos saber en cada actividad, utilice explicaciones, rúbricas o cualquier otro modo de hacer que ellos sepan qué se espera exactamente con cada actividad. También es importante que utilice varios formas de presentar los materiales, hágalo interesante para todos los estilos de aprendizaje, evite la aburrición aprovechando el aprendizaje estilo musical, visual, social y emocional.

Como se ha señalado, es importante propiciar la colaboración entre los estudiantes, cuando trabajen discusiones u otro tipo de asignaciones, pregúnteles cómo se han sentido con esas actividades, insista en la interacción entre estudiantes, evite que en su curso únicamente se sigan instrucciones y se realicen tareas para entregar al profesor. Escoja y explote la tecnología que le facilita la interacción entre estudiantes. Recuérdeles con tiempo las fechas límite para la entrega de trabajos, culminación de discusiones y resúmenes ayúdeles con esto a planear su tiempo y a desarrollar planeadamente las actividades que requieren más tiempo.

11. Balance entre actividades grupales e individuales.

El trabajo independiente no tiene que ser privado, considere en cada actividad independiente que asigne la conveniencia de hacer público este trabajo o mantenerlo privado, por ejemplo, preguntas que sólo admiten una respuesta correcta pueden ser de carácter privado, mientras que las que requieren de una argumentación y admiten varias respuestas conviene hacerlas públicas. Cuando sea posible, conviene que los estudiantes compartan los resultados de sus actividades independientes, es bueno para la realimentación y la comparación.

Para asegurar que sus estudiantes han concluido un trabajo, se necesita un método que lo confirme. Diseñe actividades en las que los estudiantes escriban las respuestas en una forma tal que ud. pueda checar su trabajo ya sea de manera formal o informal. Evite las formas que aceptan una sola respuesta predefinida.

Evite actividades de larga duración con una sola fecha de entrega, mejor instrumente maneras de checar el avance de sus trabajos. Proponga actividades que no sean en línea, es importante que cuenten con una gama amplia de actividades independientes, pero proporcióneles realimentación y reconocimiento a estas actividades.

Proporcione a sus estudiantes una rica mezcla de actividades individuales y grupales, esto ayudará a que sus estudiantes mejoren su desempeño personal y los ayuda a tener experiencias desde múltiples perspectivas, además la comunicación con sus pares los mantiene involucrados en los materiales y permite combatir el sentimiento de soledad que suele estar presente en los cursos en línea.

Un buen curso en línea contempla diferentes tipos de actividades grupales. Organice grupos de discusión y planee otras actividades grupales a lo largo de su curso, alterne actividades en pequeños grupos con otras que involucren a toda la clase. Cuando se presenten actividades complicadas, divídalas en series de unas más sencillas proporcionando claramente, fechas de entrega y maneras de evaluación para cada parte.

A la hora de formar grupos, ud. debe determinar si se forman al azar o los agrupa bajo algún criterio, si es bajo el segundo tipo cheque que los criterios que utiliza están bien seleccionados y corresponden a la formación de los grupos. Una vez hechos los grupos, infórmeles muy claramente la intención y los objetivos de cada actividad, considere que aprender el concepto de trabajo en grupo no es tan fácil como lo parece, puede resultar frustrante, permita que los grupos varíen y que sus estudiantes tengan múltiples experiencias trabajando con diferentes compañeros y aproveche la diversidad de alumnos que se le puedan presentar. Recupere las experiencias de sus grupos fomentando la realimentación que proporcionan sus estudiantes al finalizar las actividades.

12. Ritmo de los cursos en línea.

Es necesario tomar en cuenta que el ritmo en un curso en línea es diferente al de uno presencial, las actividades de los alumnos son diversas y se ejecutan en tiempos diferentes a excepción de las que se realizan de manera síncrona como los chats y las videoconferencias. Por eso es especialmente importante el inicio de su curso, deles tiempo para familiarizarse y conocer la tecnología, deles oportunidad de practicar sin que esos resultados impacten en su calificación, y asígneles tiempo para conocerse, concientícese de que estos procesos en cursos en línea toman más tiempo que en los presenciales. Dedique gran parte de la primera semana a orientaciones del curso, aspectos técnicos e interacciones personales entre sus alumnos. Reserve las actividades de intenso trabajo para semanas posteriores.

Proponga múltiples actividades sobre tópicos similares en una misma semana, así fomentara el aprendizaje a través de varios significados y programe actividades a realizar de manera asíncrona, las actividades de larga duración divídalas en pequeñas tareas con múltiples puntos de revisión y mantenga una supervisión constante, pero establezca momentos muy específicos de chequeo de los logros y avances, no permita que las actividades de largo plazo se entreguen sin chequeos ni interacciones entre alumnos previos.

13. Igualdad de oportunidades de acceso de los alumnos.

Los cambios tecnológicos que se producen en este ambiente tan dinámico pueden afectar el acceso a su curso. Aunque ud. no sea un experto en asuntos técnicos, ayúdelos a través de grupos de soporte a que resuelvan este tipo de problemas. Proporcione una guía de acceso a la web. La guía que proporciona el consorcio W3C, la Web Accessibility Initiative (WAI) le puede ser muy útil. Consúltela enhttp://www.w3c.org Cheque ud. mismo la accesibilidad a su curso, puede apoyarse en “Bobby”, servicio que proporciona el CAST (Center for Applied Special Technology) desarrollado para ayudar a los diseñadores de cursos a identificar problemas de acceso. Consúltelos en http://www.cast.org/bobby

Tercera etapa: Enseñanza del curso en línea.


14. Materiales e información comprensibles.

Para que sus estudiantes estén preparados para iniciar su curso en línea, envíeles anticipadamente la información, ud. tiene que saber si el aprendizaje en línea es adecuado para sus estudiantes, asegúrese de que todos saben de qué se trata y proporcióneles una guía con la información del curso, su descripción, recursos de la escuela, fechas y tiempos importantes, políticas institucionales y del curso, definiciones y acrónimos que se usarán en el curso. Comuníqueles los requerimientos técnicos y hágales saber los compromisos en función del tiempo, publique los requerimientos de participación y registre todos los datos de los estudiantes.

Al iniciar su curso, envíeles por correo electrónico una carta de bienvenida y comuníqueles los criterios de acreditación y el compromiso que asumen como estudiantes. Incluya en esa carta el Syllabus y proporcióneles una lista de lecturas obligatorias y recomendadas, infórmeles su plan de comunicación y hágales saber lo que espera de ellos.

15. Participación activa y colaboración entre de los estudiantes.

Los foros de discusión son elementos básicos en los cursos en línea, sus estudiantes necesitan una orientación sobre su uso, por eso ud. debe darles a conocer las reglas de participación. Incluya un mínimo de participaciones en cada debate pero haga hincapié en la calidad más que en la cantidad de las intervenciones, prohiba participaciones y revisiones fuera del curso y promueva la participación frecuente cada semana. Recuérdeles sus compromisos de estudiante si su participación es deficiente.
La definición de los procesos comunicativos es fundamental. Estructure los canales de comunicación, insista en que las comunicaciones se deben dar a través de las herramientas del curso y no por correo electrónico, éste se usará solamente para las comunicaciones de emergencia y se darán sólo cuando no sea posible a través de la plataforma, esto no cancela la posibilidad de contar con espacios privados para la interacción particular con sus estudiantes.

Ud. debe mantener una buena organización en sus foros, establezca debates (threads) para cuestiones técnicas, dudas generales y un espacio para charlas (café) aparte de los foros temáticos del curso. Cheque las participaciones frecuentemente (semanalmente) de sus estudiantes y en los debates por tópicos, puede haber diferentes roles según sea el tema. Si hay noticias de interés general, comuníqueselos a los estudiantes en un espacio dedicado a ello.

Promueva la colaboración en los debates, ud. debe diseñar la colaboración vía la discusión, pregunte opiniones, promueva la realimentación entre pares y todo lo que facilite la discusión, modere teniendo en cuenta que la finalidad es lograr un buen aprendizaje, por eso asegure la comunicación apropiada, resalte las ideas de los estudiantes y responda de inmediato sus preguntas evitando redacciones estilo “carta”.

16. Responsabilidad compartida y gestión epistémica de los alumnos.

En los cursos presenciales, el profesor suele ser el centro de la clase, está muy visible y las preguntas de los alumnos generalmente se dirigen a él y es él quién las responde, en un curso en línea es necesario que el profesor aprenda a quitarse de en medio de la discusión, no sienta que tiene que comentar cada participación de sus estudiantes y evite caer en una conversación continua con cada estudiante, pero sí asegúrese de leer cada participación de sus estudiantes aunque no las conteste y sea paciente en las participaciones de sus estudiantes.

En toda discusión en línea, provea indicadores de que está “escuchando” a sus alumnos, provea espacios y tiempos adecuados para toda actividad y piense en modos de actuar “cara a cara”, utilice colores, emoticonos o animaciones.

17. Valoración del trabajo de los estudiantes y retroalimentación adecuada.

Proporcionar realimentación a los estudiantes de su curso en línea es fundamental porque permite que sus estudiantes conozcan cómo se están desempeñando. Es necesario que ud. comunique claramente sus expectativas a los alumnos y que les provea frecuente retroalimentación, por eso es de suma importancia que ud. cheque las participaciones de sus estudiantes y realice una post-evaluación de cada estudiante, haga que la evaluación sea accesible a los estudiantes, comente el trabajo y avance de sus alumnos y contemple el uso de las herramientas de evaluación de su plataforma. Use de manera importante la auto-evaluación y promueva que sea pública, piense en diferentes modos de evaluar e incluya los portafolios y otras evidencias.

PARA CONTEXTUALIZAR VÉASE EL SIGUINETE ANEXO ESTADÍSTICO:




LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO, EDUCACIÓN Y TECNOLOGÍA





Edgar Morin - Los Siete Saberes para la Educacion del Futuro




Paulo Freire - Pedagogía




Les comparto algunas ligas sobre educación virtual:

Educación virtual org: http://www.colegiovirtual.org/pr04_page.html
Tendencias educativas para el siglo XXI: http://edutec.rediris.es/Revelec2/revelec15/cardona.pdf

SOBRE TUTORIA VIRTUAL:
http://agora.ucv.cl/manual/2parte_recetas/curro%202part/tutoria/tutoria.html
http://tecnologiaedu.us.es/nweb/htm/pdf/tutoriavirtual.pdf
Manual sobre tutoría virtual: http://www.enlaces.udec.cl/documentos/biblioteca_pedagogica/tutores_virtuales.pdf
Funciones de la tutoría virtual: http://www.monografias.com/trabajos-pdf/funciones-tutoria-virtual/funciones-tutoria-virtual.pdf
La tutoría virtual: técnicas, herramientas y estrategias: http://www.pucmm.edu.do/RSTA/Academico/TE/Documents/tutoriavirtual.pdf

USO DE LAS TICS EN EDUCACIÓN



RUBRICAS PARA EL DISEÑO DE CURSOS EN LINEA



EVOLUCIÓN DE LA EDUCACIÓN A DISTANCIA


Le comparto la liga al portal educativo de las Américas en donde están ofreciendo un curso sobre Competencias:

http://www.educoea.org/